¿Qué es una arcilla?




Una arcilla es un agregado de pequeñas laminillas de estructura regular en forma de enrejado. Se tiene que dispersar en una solución para darle la consistencia adecuada.


Por su alto contenido en aluminosilicatos y cantidades considerables de Mg, K, Ca, Na y Fe, posee propiedades astringentes y antisépticas que favorecen la regeneración tisular y cicatrización. Estas propiedades dependen del gramaje y estructura de la arcilla.


Se pueden activar con agua, agua de mar, hidrolatos e incorporar otros activos.


Ayudan a eliminar el exceso de grasa, toxinas y limpia en profundidad la piel (por adsorción), aportando suavidad y luminosidad. Tienen un beneficio antiedad ya que estimulan la producción de fibras de colágeno.


Las arcillas que podemos encontrar son el caolín (arcilla blanca), arcilla marrón, ilita (arcilla verde), arcilla rosa, arcilla roja (kaolin) y el Rhassoul.