Ritual básico para el cuidado de los pies.

Al igual que otras partes de nuestro cuerpo, los pies requieren de nuestros cuidados y mimos. Es por eso que te proponemos un ritual que no te dejará indiferente.




Empezamos por un baño de pies, si disponemos de un pediluvio, lo ideal es hacerlo ahí, sino, cualquier recipiente donde podamos sumergir los pies, nos irá bien.


En nuestro pediluvio (el cual llenaremos de agua tibia) pondremos:


・ 5 cucharadas de Sal de Epsom

・ 3 gtt de aceite esencial de Lavanda

・ 3 gtt de aceite esencial de Palmarosa


Dejamos nuestros pies en remojo durante 15 minutos.


Pasado este tiempo, tendremos la piel de nuestros pies perfecta para una exfoliación y retirar las capas muertas de ésta. Preparamos nuestro exfoliante:


・ 3 cucharadas de Sal de Epsom

・ 1-2 cucharadas del aceite vegetal que tengamos

・ 5 gtt de aceite esencial de Limón


Mezclarlo todo y utilizar como exfoliante friccionando sobre el pie enérgicamente por todas las zonas. Una vez que veamos que ya hemos exfoliado bien los dos pies, volver a sumergir los pies en el pediluvio para retirar bien el exfoliante y las impurezas. Sacar los pies y secar muy bien con una toalla.


・ 1 cucharada de Manteca de Karité

・ 3 gtt de aceite esencial de Palmarosa


Lo mezclamos todo y realizamos un masaje para que absorba bien el preparado.

¡Ya tenemos nuestros pies listos para el día a día!



🤳 #terpenic_edu


Si te atreves con este relajante ritual para tus pies, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #terpenic_edu. Y si tienes alguna duda mientras lo elaboras, escríbenos a edu@terpenic.com.